lunes, 21 de mayo de 2012

Dar explicaciones

Hay tantas maneras de ser como personas y debo reconocer que a mí me hicieron raro. Tanto que durante mucho tiempo veía en esto de tener blog algo así como darse importancia, como dar por hecho que lo que uno tiene que decir es interesante. Y eso que nunca lo pensé de los demás, pero me parecía que los demás sí lo pensarían de mí. Raro, ya digo.

Al final se han juntado las circunstancias. Por un lado, las ganas de escribir por escribir, como cuando era (más) joven, sin la obligación de ceñirme a los temas que me marca el periódico -si estás leyendo esto, doy por hecho que me conoces-, sin esa limitación de espacio, sin ese corsé horario. Lo que quiera, cuando quiera y como quiera (o pueda). Y por otro lado, un par de amigos aburridos que me han animado a ir colgando aquí lo que se me vaya ocurriendo. "Nosotros te leeríamos", me dijeron, medio en broma medio en serio. ¿Sí? Pues toma. ¡Ante tal promesa, cómo negarse!


Así que aquí estoy, en el primer post de un blog al que, de entrada, y justo por oposición a mi vida profesional, no le pongo acotaciones: pienso escribir sobre lo que se supone que debo (Nàstic, Barça, y demás deportes), porque soy "el de deportes", pero a la vez intentaré demostrar, porque aquí no me lo prohíbe nadie, que "el de deportes" tiene también opinión sobre muchos otros temas. Asuntos sociales, política, viajes, castells, economía... Sin pretender parecer experto, desde luego, que no lo soy de nada. No acoto tampoco el idioma: mi lengua materna es el castellano, pero el catalán me es igual de propio y, en función del tema, del momento, del destinatario, me resulta más natural uno y me sería imposible emplear el otro. De modo que será así, por instinto, como me salga, como elegiré el idioma de cada post. Y, por último, tampoco hay obligaciones temporales. Escribiré cuando pueda, intentando mantener esto con cierta vida, pero sin marcarme plazos, sencillamente porque no me los puedo permitir. No sé si es muy buena publicidad, pero por lo menos es sincero.

Y así arranco, dando fe, como decía más arriba, de que hay tantas formas de ser como personas. Si no, no se explica que alguien emplee los cuatro primeros párrafos de su recién estrenado blog en dar explicaciones de por qué lo hace, en intentar no parecer pretencioso y en justificar bajo qué premisas emprende el proyecto. Tanta palabrería donde cualquier otro hubiera escrito: "Pues sí, abro un blog porque me da la gana". Maneras de ser.

8 comentarios:

  1. Ets taaaaan graaaaan, Paco!!!! Quines ganes de llegir "tus cosas"!!!! Benvingut al món bloggero!!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA Qualsevol intenta amagar-se! Sort que no et vaig dir l'adreça eh! En fi, gràcies per aquest comentari, el primer de la història del blog!

    ResponderEliminar
  3. Nostreee vull veure això de "tiene también opinion", fa anys que espero aquest moment i no un "porqué lo dice la ley" volem OPINIÓ. Que sapiguis que encara que possiblement no escriure gaire estaré a l'aguait!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje Gràcies! A veure si estem a l'alçada!

      Eliminar
  4. Montoya con un blog y yo como siempre me entero tarde...suerte que todavia quedan las horas muertas de los viernes en el trabajo para encontrarte con estas cosas. Pinta muy bien. Animos!!

    ResponderEliminar